Azores, Sao Miguel. Día 3: Chá Gorreana y Lagoa do Congro.

Azores, Sao Miguel. Día 3: Chá Gorreana, Lagoa do Congro y Ponta Delgada.

El tercer día, nos damos cuenta de que el tiempo ha cambiado y decidimos visitar Chá Gorreana. Amanecemos con un día gris y con niebla, pero aun así la temperatura ronda los 20ºC. Preparamos las mochilas e iniciamos movimiento para continuar con nuestra aventura. Esta vez visitaremos Chá de Gorreana, Lagoa do Congro. Comeremos en un restaurante con vistas al mar y visitaremos dos museos en la capital de la isla.

Chá Gorreana

Tras 20 minutos llegamos a la fábrica de té más famosa de la isla: Chá Gorreana. En el s. XVI una de las fuentes de ingresos de la isla eran las naranjas, producto que se exportaba a otros países. En 1842 un insecto que viajaba en un barco procedente de Brasil infectó las plantaciones de naranjas arruinando la economía de la isla. Como todo en la vida es adaptarse o morir, los azorianos hicieron lo propio y comenzaron a cultivar otras especies.

Aparece el Chá, más conocido como té. La tradición del Chá se trajo a la isla desde oriente de manos de expertos en su cultivo que vieron que las condiciones de la isla eran idóneas para la Camelia sinensis de la que procede. La fabrica Chá Gorreana es una de las que todavía quedan en activo en la isla y de la que se exporta la mayor parte de té de toda Europa.

Cha Gorreana Campos

Para una mejor comprensión de la lectura, dividiré la visita a Chá Gorreana en dos zonas bien diferenciadas, los campos y la fábrica . Primeramente visitamos los campos, se prestan a un corto paseo donde caminando con calma se disfruta de sus vistas y su aroma. No perdemos demasiado tiempo, tras unas fotos entramos en Chá Gorreana. Aquí se pude hacer una visita gratuita recorriendo sus instalaciones. Me sorprende la edad de la maquinaria inglesa que allí opera y la poca automatización del trabajo. Puedo decir que conservan los mismos métodos que tenían hace un siglo.

Tras visita en Chá Gorreana, paramos en la tienda de su cafetería, donde se puede degustar gratis el Chá Gorreana. Una de las variedades que más me gustó fue el Orange Pekoe. Compramos varios tipos de té para consumo propio y partimos a Lagoa do Congro.

 

Cha Gorreana

Lagoa do Congro

Avanzamos dirección sur hacia una pequeña lagoa, no es grandisa es  pequeña, modesta y tímida por estar escondida en el fondo de una pequeña hoya. Para nosotros, Lagoa do Congro es de los lagos con más encanto de la isla.

Aparcamos el coche en una pista de tierra al Suroeste de la laguna y seguimos una senda repleta de vegetación que nos llevará a Lago do Congro. La senda apenas tiene 750m de ida y otros 750m de vuelta. La vegetación es muy abundante, se respira mucha humedad pero resulta un paseo muy agradable. Al llegar abajo disfrutamos de las vistas de Lagoa do Congro, creo que la niebla que cubría la masa de agua hizo que el lugar tuviera más encanto del que cabía esperar. Tras unas fotos y un tiempo prudente de relajación decidimos volver pues la hora de comer se acerca.

Lagoa do Congro

Bar Caloura

Conducimos en dirección Sur hasta llegar a la costa, ahora viramos hacia el oeste dirección Ponta Delgada. La comida de hoy será en Bar Caloura, en Agua de Pau. He de decir que nos espera una de las mejores comidas en la isla.

El Bar Caloura es para amantes del pescado. Cuando llegas debes apuntarte en una pizarra a la derecha de la puerta principal, ese es el orden de reverva. Esperamos

unos 20 minutos, nada que no se solucione con dos cañas. Finalmente nos sentamos a comer, en ese momento asaltan las dudas. Tenemos claro que vamos a pedir Lapas, producto típico de la isla, pero no sabemos que pescado elegir. Nos dejamos aconsejar por la camarera, muy agradable por cierto. Nos recomienda Veja a la plancha (pescado típico de la isla) y he de decir que fue un gran acierto. Pocos pescados tan buenos como ese han testado mi paladar. Recomiendo también probar las lapas, estas no nos sorprendieron tanto puesto que ya las habíamos probado en Madeira el año anterior. Tras el café y pagar la cuenta, nos levantamos y partimos hacia Ponta Delgada.

RECOMENDACIONES
  • Bar Caloura, Agua de Pau. Sitio típico para comer deliciosos pescados con vistas al mar.

  • Las mesas están montadas en una terraza, si hace buen día será un sitio estupendo para comer.

  • Apúntate en la pizarra, no te alejes demasiado de la pizarra o te saltarán.

  • El precio ronda los 15-16€ por persona.

  • Prueba la Veja, no te arrepentirás.

  • Acude antes de las 14.00 a esa hora llega el grueso de turistas.

Ponta Delgada

Llegamos a Ponta Delgada, ya habíamos estado aquí el día que llegamos a la isla, pero por premura de tiempo no la habíamos visitado, esta vez nos hemos reservado una tarde y parte de la noche.

Museo de Carlos Machado

El primer lugar que visitamos es el Museo Carlos Machado. Ubicado en el antiguo Convento de Santo André. Fue una auténtica sorpresa para nosotros el retablo de madera de la capilla que alberga en su interior. Nos quedamos boquiabiertos con las majestuosas y simétricas tallas al entrar. Vale la pena visitar este museo, es el más importante dentro de la isla. En su interior cosecha colecciones de arte sacro y etnografía, orfebrería, pintura y escultura.  Nos quedamos sorprendidos con las diminutas esculturas talladas en marfil y hueso, que ni el láser más preciso  del siglo XXI conseguiría sacar. Otra joya del museo son las pinturas, de temas costumbristas que vuelven de un vistazo al pasado de Portugal.

Museo Carlos Machado

Forte de S. Bras

A continuación recorremos a pie la distancia que nos separa del Museo Militar de Azores en el Forte de S. Bras. La entrada son 3€ por persona. El museo se extiende a lo largo de todo el fuerte en sus murallas, subterráneos y galerías. Está compartimentado en varias salas cuyos motivos pertenecen a diferentes épocas y campañas militares del ejército portugués.

Al pasar la entrada, si continuamos a la derecha encontraremos una sala dedicada a la guerra colonial que libró Portugal en Angola entre 1961-1975. Sao Miguel fue la zona de concentración de tropas utilizada por Portugal antes de enviar la fuerza al continente africano. En esta sala podemos ver armamento ligero de origen ruso y alemán (entre otros) y un mortero de 81mm.

Nos adentramos en las galerías, donde predomina material de artillería de costa, es de entender pues estamos en un fuerte artillado. Encontraremos diversos artilugios que van desde cañones, proyectiles y espoletas hasta herramientas de cálculo para el tiro de artillería de costa. Pasamos por una sala dedicada a la sanidad militar y otra a las telecomunicaciones, llegamos a la sala más amplia de todo el museo. En esta sala encontraremos multitud de uniformes, cañones/obuses y armamento ligero.

Finalmente, en la entrada del exterior vemos algunos vehículos y remolques en un hangar, subimos a las murallas, damos una vuelta por el perímetro interior y nos vamos.

Forte de S. Bras

La Bamba Bazar

Continuamos por las calles de Ponta Delgada, visitamos distintas tiendas de souvenirs. Caminando por las callejuelas de Ponta Delgada descubrimos una tienda muy original que nos llamó la atención desde fuera, La Bamba Bazar. Entramos a curiosear y nos encontramos con un propietario de origen español afincado en la isla. Con objetos creativos y vintage a nuestro alrededor nos hicimos con una agenda cultural de edición mensual gratuita en donde, aparte de dar difusión de algunas obras y artistas, también encontramos talleres gratuitos y fiestas para disfrutar en la isla.

Taberna Azor

Finalmente, intentamos cenar en la Taberna Azor, pero es imposible, sabíamos que sin reserva la cosa estaría difícil. Trip Advisor nos recomendó este sitio de tapas y la verdad que aun hoy mientras escribo esto lamento no haber podido cenar ahí, tenía muy buena pinta.

Continuamos disfrutando de la capital, nos sentamos en un bar a tomar una cerveza y cuando cae la noche, nos ponemos en camino de vuelta a casa.

 


 

VER DÍA 4| Azores, Sao Miguel: Archipelago Arts Center, Lagoa de Fogo, Caldeira Velha ►

 


 

One thought on “Azores, Sao Miguel. Día 3: Chá Gorreana y Lagoa do Congro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *